¿Alguna vez has sentido pena de ponerte un bikini? A muchas nos ha pasado que nos da vergüenza mostrar un poco de piel al usar un traje de baño porque sentimos que no tenemos el famosísimo “cuerpo de bikini”.

En alguna época los bikinis estaban prohibidos por ser demasiado escandalosos y provocativos, pero ahora la moda está de nuestro lado y ha dado una vuelta de 180º dejando enterradas estas creencias.

Tristemente hay mujeres que siguen creyendo que, por tener celulitis, no ser de las más delgadas y no tener el bronceado perfecto no pueden usar cualquier traje de baño. El entorno social nos ha enseñado lo qué debemos o no hacer, cómo debemos o no comportarnos y qué debemos o no ponernos.

¡B A S T A! Es momento de ponerle un alto. Pensándolo bien lo único necesario para tener un cuerpo de bikini es:

Tener un cuerpo
Ponerse un bikini
¡Sé auténtica y ponte lo que prefieras, porque ese bikini que te hace sentir más femenina, libre y atrevida está esperándote!